Pokemon Legendary Love

    Comparte
    avatar
    Silver
    En Ciudad Rocavelo
    En Ciudad Rocavelo

    Título PersonalWith out love, just fun :D

    Mensajes118

    Fecha de Registro21/05/2012

    Pokemon Legendary Love

    Mensaje por Silver el Sáb Nov 24, 2012 10:21 pm

    Buenas

    Prólogo


    La dorada luz del amanecer se colaba por la desgastada cortina de la habitación de Rifor, un joven entrenador de dieciséis años. Arrugó los párpados para bloquear la luz, pero al ver que daría resultado, terminó por levantarse. Cambió su remera vieja y shorts por un pantalón negro, una camisa verde oscura y una pulsera en cada muñeca. Bajó las escaleras de su casa y allí se encontró con su madre; esta le saludó y lo abrazó, todavía en desacuerdo con que se fuera de viaje. Él desayunó una leche con cereal, tomó su mochila y la pokebola de su fiel amiga, Roselia. En la televisión pasaban un informe sobre un pokémon que poseía color rojo y un tamaño mediano.
    -Ya es el décimo cuarto avistamiento de este extraño pokémon, y a partir de los datos hemos deducido que su ruta sigue hacia el sur, pero no estamos seguros de nada. Recuerden llamar al número que aparece en la pantalla si llegan a verlo- Decía un hombre de lentes y traje con corbata.
    Rif no le prestó mucha atención y le prometió a su madre que la llamaría de vez en cuando con su nuevo PokéNav y la mantendría al tanto de su situación y progresos. Algo nostálgico por la despedida, pero a la vez emocionado por el comienzo de un posible gran viaje, cruzó el umbral de su casa y se volteó una última vez para saludar a su progenitora con la mano. Caminó un par de metros, la vegetación comenzó a crecer y los árboles a aparecer, dando comienzo a la ruta 101. No estaba del todo seguro sobre qué debía hacer en ese momento, así que comenzó a caminar esperando encontrarse con algo interesante. Sus cálidos ojos caoba rojizo recorrían la zona llena de vegetación en busca de una criatura que le interesase, aunque no estaba obteniendo resultado. Algo decepcionado, extrajo a su amiga de su receptáculo metálico para por lo menos tener algo de compañía, le estaba resultando más aburrido de lo que esperaba. El camino estaba completamente vacío, ni siquiera veía personas en el lugar como para batallar o ya sea hablar; se sentó en el suelo y le indicó a su compañera que hiciera lo mismo, al parecer tenía pensado esperar a que algo pasara, sin ganas de buscar algo por si mismo.
    Luego de unos minutos, divisó una mata de pelos grises entre la hierba; emocionado de que al fin pasase algo, se levantó de un salto y corrió hasta la baja vegetación para ver a la criatura. Tomó con la mano la mata gris, y el pokémon le mordió el brazo, ya que le había apretado la cola, dejándolo completamente a la vista; era un pokémon pequeño, de colores grises claros y oscuros, con la anatomía parecida a la de un cachorro. Rif le pegó en la cabeza para que le soltara el brazo junto con un alarido. El perro retrocedió y se puso en guardia, dispuesto a batallar; Rif, frotándose el brazo, envió a su compañera a pelear, dándole una orden:

    -Rose, ¡utiliza picotazo venenoso!-

    El humanoide juntó las rosas de sus manos al frente suyo, y comenzó a lanzar pequeñas astillas violetas que volaban a gran velocidad contra su oponente; en el último momento, el salvaje saltó en el aire, esquivando el venenoso ataque. El enemigo corrió a gran velocidad e impactó de lleno contra Roselia, tomándola desprevenida. Él estaba un poco molesto por el hecho de que el ataque de su pokémon había fallado, pero no el de su enemigo; se quedó pensando un momento y luego le dio otra orden, esta vez un poco más compleja.

    -A ver, primero utiliza paralizador, tratando de que el polvo llegue a sus vías respiratorias. Una vez que eso haya pasado, utiliza absorber para recuperar tus fuerzas y herirlo- Dijo un poco más tranquilo.

    El pokémon elevó sus rozas sobre su cabeza y, riendo, comenzó a agitarlas, dejando una estela de un polvo amarillo anaranjado en el aire, para así ser transportado y esparcido por el viento. El perro no sabía que hacer, y para cuando se quiso dar cuenta ya era tarde para tratar de esquivar; respiró el polvo y perdió la movilidad, estaba completamente paralizado. Luego de eso, el pokémon rosa lanzó un pequeño rayo de luz verde, que fue absorbido por su enemigo. Seguido, comenzó a perder fuerzas y energía, que se sumó a la de Roselia. La batalla dio un giro brusco y Rifor pasó a tener todas las de ganar, lo que hizo que se le dibujara una sonrisa en la cara. De pronto, algo pasó volando sobre sus cabezas, y se estrelló entre unos árboles. El joven tomó a su pokémon y corrió hacia el lugar, algo intrigado por lo que podía llegar a ser, pero también se encontraba un poco asustado, tal vez había alguien muy herido. Al llegar a la zona del impacto, vio a una chica tirada en el suelo, con cabellos color granate y ropas blancas. Luego de unos segundos, se dirigió hacia ella, y se arrodilló a su lado. La sacudió un poco para que despertase, pero no sucedió nada; con miedo a que no volviera, la sacudió más fuerte, y en ese momento pudo ver una gran y amplia herida en su omóplato derecho. Ella abrió mínimamente sus ojos amarillos llenos de lágrimas, y solo pudo decir una cosa antes de desmayarse. “Ayúdame”.


    _________________
    avatar
    Bare Noize
    En Ciudad Corazón
    En Ciudad Corazón

    Título PersonalI see U

    Mensajes179

    Fecha de Registro22/01/2012

    Edad22

    Re: Pokemon Legendary Love

    Mensaje por Bare Noize el Sáb Nov 24, 2012 11:15 pm

    Me gusto mucho la trama, la forma de redacción, el amplio léxico y la historia en sí.
    Deja un suspenso muy interesante, da ganas de seguir leyendolo hasta haberlo terminado.
    Muy bueno, espero al primer capitulo.


    _________________
    avatar
    Silver
    En Ciudad Rocavelo
    En Ciudad Rocavelo

    Título PersonalWith out love, just fun :D

    Mensajes118

    Fecha de Registro21/05/2012

    Re: Pokemon Legendary Love

    Mensaje por Silver el Miér Nov 28, 2012 4:31 pm

    Cap 1: Misteriosa.


    Rifor estaba completamente atónito. La joven se encontraba totalmente inconciente, derribada en el algo revuelto suelo. Poseía manchas de tierra y grandes raspones por todo su cuerpo, además de la gran herida de su espalda; el chico no se imaginaba que le había ocurrido.

    -¡Ayuda!- Gritaba él -¡Aquí hay alguien herida!-.

    Mientras gritaba y temblaba, puso boca abajo a la chica y comenzó a romperle la remera. Con los restos de la ropa limpió un poco la sangre que no paraba de fluir y pudo ver que la herida era más grande de lo que había pensado. Sin dudar, rompió su propia camisa para vendarla; se ruborizó un poco cuando tuvo que voltearla y la vio en ropa interior, pero él sabía que no era momento para eso. Le ató las vendas hechas de su remera de forma que le quedara como un top, dejando a la vista el vientre, pero cubriendo toda el área de la herida; la cargó en sus brazos como pudo y comenzó a trotar hacia un lugar más descampado. Ella se arqueó del dolor, y abrió sus ojos dorados solo un momento.

    -Por… Por favor… no… no me dejes…- Suplicaba mientras unas lágrimas le recorrían las mejillas.

    Rif asintió preocupado, y ella volvió a desmayarse; estaba perdiendo mucha sangre. Él siguió gritando pidiendo socorro, pero nadie aparecía. No sabía que hacer, en su pueblo no había ningún hospital para ser atendida, pero el centro de medicina más cercano estaba a unas cuantas horas a pie, sin contar todos los pokémon salvajes que amenazaban con atacarlos; no sabía que hacer y el tiempo pasaba. Miró en todas direcciones, pero no encontraba nada. Una idea surgió en su mente: el PokéNav y el Profesor Britch. Se arrodilló en el piso y con una mano temblante extrajo el dispositivo de comunicación de su bolsillo; buscó rápidamente en la agenda el número del Profesor, y presionó el botón verde para así llevar el teléfono a su oreja.

    -¿Diga?-

    -¡Profesor! ¡Encontré a una chica gravemente herida! Estoy en la Ruta 101, ¿Qué hago?- Dijo Rif rápido y exaltado.

    -¿¡Qué!? ¡Rápido, tráela!- Respondió el profesional asustado.

    El joven guardó el dispositivo y volvió a levantarse con la colorada, listo para correr. Se dirigía rápidamente hacia el laboratorio, pero de todas formas estaba lejos como para llegar al instante, tardaría un par de minutos. Todo iba bien, cuando de pronto se tropezó con una raíz sobresalida; estaba a punto de caer al suelo sobre la víctima, pero con ágil y rápido movimiento dio un brusco tirón hacia la derecha, volteándose y logrando caer de espalda en el piso, con ella sobre él. Lamentablemente, cayó apoyando todo su peso en su codo, el cual fue el primero en impactar contra el suelo; cuando trataba de doblarlo, le dolía demasiado y le temblaba sin cesar. Se puso de pié como le fue posible y pudo ver sus manos llenas de sangre, la hemorragia de la espalda estaba empeorando. Siguió esta vez trotando, ya que las piernas se le estaban cansando mucho; dio un suspiro al ver como la maleza desaparecía y predominaban los caminos de tierra. Tras unos instantes pudo entrar en el gran y blanco edificio donde se encontraba el Profesor. Este acudió en su ayuda rápidamente y tomó a la herida en sus brazos, para correr dentro de una sala cerrada.
    Una ayudante del profesor se acercó a Rifor y le preguntó por el codo, ya que este no paraba de temblar; algo avergonzado, el joven le contó que se había tropezado y había caído con la articulación. La asistente le revisó, tanteando con un dedo todo el largo del hueso; el chico hizo una mueca de dolor. Ella buscó un vendaje, y se lo aplicó en el codo, luego le puso una codera y por último, pasó un pañuelo por su cuello para que el codo pudiera colgar en un ángulo de noventa grados.

    -Es posible que te hayas fracturado, pero como aquí no tenemos una máquina de rayos x para poder observar el hueso, te lo aseguré, pero recuerda que cuando llegues a algún Centro Pokémon pídele a la enfermera que te revise, ella sabrá que hacer- Le explicó.

    Él asintió y se sentó al lado de la puerta de la sala donde había entrado la chica. Esperó y esperó, estuvo ahí imaginando lo que le habría pasado para quedar así de herida casi una hora y media. Cuando el adulto salió de la sala, él se paró casi a instante.

    -¿Está bien?- Preguntó Rif, preocupado y asustado.

    -Le limpié la herida, la cocí y luego le apliqué un coagulador. Recién la vendé con una tela esterilizada- Le contó –Ahora está durmiendo.

    -Que suerte, pensé que…-

    -¿Tienes idea que provocó la herida?- Preguntó el adulto, serio.

    -La verdad… no, la encontré en el suelo, estaba desmayada y con ese tajo- Explicó Rif

    -Es que… Cuando la analicé descubrí que había sido creada por un tipo de metal, y es muy parecida a heridas provocadas por elementos de caza… No estoy seguro de qué o quién ha podido lastimarla así- Dijo Britch.

    El chico quedó anonadado, habían tratado… ¿Cazarla? ¿Por qué? ¿Quién era ella?


    _________________
    avatar
    Bare Noize
    En Ciudad Corazón
    En Ciudad Corazón

    Título PersonalI see U

    Mensajes179

    Fecha de Registro22/01/2012

    Edad22

    Re: Pokemon Legendary Love

    Mensaje por Bare Noize el Miér Nov 28, 2012 10:08 pm

    Muy bueno, la verdad me sorprendió el conocimiento y lenguaje que sabes de medicina, te luciste en cuanto a eso.
    La verdad el final es lo que más deja al tanto de todo, típico de novelas y películas, tambien se nota que sabes bastante de eso.
    Diez de diez, espero el próximo cap.


    _________________

    Contenido patrocinado

    Re: Pokemon Legendary Love

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér Jun 20, 2018 2:16 am